InVeritas: artivismo para el ciudadano indignado


Strillone modificado con las herramientas de InVeritas

Por Pau Waelder

 

El poder que detentan las grandes empresas y los medios de comunicación para invadir el paisaje urbano (y las mentes de los ciudadanos) con sus mensajes es algo que se ha hecho patente a lo largo de las últimas dos décadas, iniciando una respuesta ciudadana que se ha etiquetado como culture jamming (interferencia cultural o contrapublicidad), dirigida principalmente a subvertir los mensajes publicitarios por medio de la intervención directa de los soportes (vallas, OPIs, pósters…) o la creación de parodias que se apropian de la estética de una marca para alterar la imagen que ésta quiere comunicar. De forma paralela, se ha desarrollado una tendencia a menudo denominada artivismo, que consiste en crear obras que tratan acerca de la realidad socio-política y procuran denunciar o cuestionar las estructuras de poder por medio de acciones que conllevan aportar información, a menudo acerca de temas ocultos o censurados por los medios, o desinformación, creando una interrupción en los canales de los medios de comunicación con información falsa que suscite una reacción del público, y de los propios medios.

Vinculado tanto a la contrapublicidad como al artivismo, el último proyecto del artista Paolo Cirio (Chieri, Torino, 1979) propone intervenir directamente sobre los soportes con los que la prensa italiana llega al ciudadano de a pie. Presentado recientemente en el festival Share de Turín con una serie de talleres dirigidos por el artista, InVeritas es una plataforma que permite modificar e imprimir copias de los strilloni de los principales periódicos italianos: estos sencillos carteles, en papel blanco o amarillo, que muestran la cabecera del periódico y un titular en grandes letras mayúsculas, se imprimen en gran número y se cuelgan en los kioscos, paredes y cualquier otro lugar susceptible de ser inundado de publicidad. El sitio web ofrece una selección de plantillas de 21 rotativos (entre los cuales La Repubblica, Corriere della Sera, Il Giornale, La Stampa, Leggo, L’Unità, La Padania,  Libero,  Il Manifesto…) que el usuario puede modificar introduciendo el titular que desearía ver en la prensa o bien alguna noticia inventada que llame la atención y suscite la reflexión del transeúnte (por ejemplo: BERLUSCONI, ABSUELTO EN TODOS LOS PROCESOS, SE PRESENTA COMO CANDIDATO A PONTÍFICE). A partir de esta plantilla se genera un documento PDF tamaño DIN-A3 que el usuario puede imprimir en una copistería y colocar en los espacios públicos de su ciudad.

InVeritas. Strillone modificado

Pese a su aparente sencillez, el proyecto de Cirio resulta particularmente interesante porque, por una parte, en lugar de ser una acción artística o activista puntual, se ofrece como plataforma para que sean los ciudadanos los que empleen sus herramientas para “democratizar el poder de los medios de comunicación italianos”, según reza el sitio web. Por otra parte, no deja de ser paradójico que un medio de difusión algo anacrónico como los strilloni pueda ser “hackeado” gracias a los recursos que ofrece un sitio web y que coloca al ciudadano al mismo nivel del poderoso medio de comunicación, lo cual plantea a su vez de qué manera se apropian dichos medios del espacio público, que es por definición un espacio que pertenece a todos. Si muchos proyectos de artivismo se centran en subvertir los mensajes de los círculos de poder para sustituirlos por la voz del artista, que se erige en mensajero/a de los ciudadanos, en esta ocasión es realmente el ciudadano quien tiene la capacidad de introducir su propio mensaje y llevar a cabo la intervención (ilegal y por tanto furtiva) en las calles de su ciudad. Esto lleva sin duda a una mayor participación del usuario que posiblemente le lleve a desarrollar un pensamiento más crítico, y también hace que el proyecto sea en definitiva tan interesante como lo sean las frases creadas por los usuarios, así como su capacidad para generar una respuesta en el público. El sitio web publica en una sección los strilloni modificados, que pueden ser descargados directamente, con lo que se convierte también en un foro y un recurso para aquellos usuarios que están dispuestos a participar pero prefieren emplear un titular ya creado.

Paolo Cirio ha desarrollado una carrera artística vinculada al activismo, el net art y el arte urbano en la que figuran exitosos hacks a las grandes empresas de la web 2.0.  Entre ellos cabe destacar dos que desarrolló con el dúo austríaco UBERMORGEN.COM (de cuyos proyectos he hablado en este post anterior) y el artista y editor Alessandro Ludovico, además de un proyecto reciente, también con Ludovico, dirigido a la red social Facebook:

Google Will Eat Itself (2005) consistió en crear una serie de anuncios de Google en una red de sitios web ocultos que generaban dinero al generar clicks de unos a otros. Con este dinero, los artistas compraban acciones de Google, que posteriormente se abrían al público a través de la empresa GTTP Ltd. La acción proponía la posibilidad de comprar la empresa estadounidense a través de su propia publicidad, en una especie canibalismo automatizado que idealmente convertiría a Google en una empresa pública.

Amazon Noir (2006) fue el siguiente proyecto desarrollado con UBERMORGEN.COM y Ludovico. En esta ocasión se trataba de una irrupción en el sistema de vista previa de los libros que permitió a los artistas extraer libros enteros de la base de datos de Amazon y reconstruirlos para posteriormente distribuirlos de forma gratuita. Según relatan los creadores, se llegó a un acuerdo con Amazon para cesar esta acción, bajo amenaza de acciones legales.

Face to Facebook (2011) es el proyecto más reciente de lo que Cirio define como una trilogía y que en este caso realizó con Alessandro Ludovico. Para este proyecto robaron un millón de perfiles de Facebook y crearon con ellos un sitio web de búsqueda de pareja en el cual los perfiles se clasificaban según el aspecto de las fotos de perfil, ordenadas con la ayuda de un programa de reconocimiento de rasgos faciales. Nuevamente el proyecto constituyó una llamada de atención hacia la debilidad de los sistemas de las grandes empresas de la Red y tuvo que ser retirado por amenazas legales.

Face to Facebook (2011)

Todos estos proyectos se llevaron a cabo de una manera furtiva y se presentaron en forma de documentación y una serie de esquemas que explican cómo se llevó a cabo el hack. En contraste con estos proyectos, en los que el espectador sigue siendo un observador pasivo, InVeritas propone una acción que implica al usuario en la apropiación de los strilloni, que lleva por último a dudar de la veracidad de las informaciones que ofrecen los medios, de la misma manera en que estos proyectos nos hacen dudar de la solidez y la seguridad de unas empresas a las que nutrimos con nuestro dinero y nuestros datos.

Finalmente, cabe señalar la afinidad de InVeritas con otro proyecto de interrupción de los canales de los medios de comunicación, que he mencionado en un post anterior. Se trata de Newstweek, obra de Julian Oliver y Danja Vasiliev que ha obtenido el Golden Nica en Arte Interactivo en el festival Ars Electronica 2011. El proyecto de Oliver y Vasiliev consiste un dispositivo con el que se pueden interrumpir los flujos de datos que llegan a los ordenadores de los usuarios en una red wifi abierta (por ejemplo, en un bar), modificando los titulares que aparecerán en los lectores de noticias. Si bien los artistas también ponen a disposición del público la información necesaria para duplicar este dispositivo, su uso no resulta tan sencillo y asequible como ocurre en el proyecto de Cirio, que podría verse como una opción low-tech de las intenciones que comparte con Oliver. En cualquier caso, estos y otros proyectos señalan la pervivencia de una práctica que busca equilibrar la distribución de poder entre los medios y los ciudadanos, una práctica para la que cada vez existen más y mejores herramientas e ideas.

Anuncios