Bank: retrato de un proyecto de crowdfunding

Por Pau Waelder

 

Hace 40 días, el artista Jordi Abelló (Reus, 1970) publicó en la plataforma de crowdfunding Verkami su proyecto Bank, invitando a los usuarios a financiar con sus aportaciones la producción de un vídeo en el que el artista entregará 80 pinturas, entre ellas 40 retratos de banqueros, a los buitres salvajes del pueblo aragonés de Nonaspe para que “interactuen” con ellas. El vídeo sólo podrá verse con un smartphone frente a las sedes de las entidades bancarias en la Plaza Cataluña de Barcelona. La iniciativa ha despertado un vivo interés y en apenas unas semanas ha recaudado trescientos euros más de los 1.000 € que el artista se había marcado como meta.

Esta acción de Jordi Abelló encuentra en el micromecenazgo una forma de participación del público que refleja la idea original de la obra: la producción del vídeo en el que se verá cómo los buitres “se ciernen”  sobre los banqueros, una imagen que evoca la identificación de los directivos de las entidades bancarias con aves carroñeras, es financiada colectivamente por las personas que sufren los abusos y las malas gestiones de estas entidades. El mecenazgo, por tanto, deja de ser privilegio de una élite y pasa a ser asumido colectivamente por el público, facilitando la creación de una obra que, por sus contenidos críticos, no habría sido apoyada por muchas instituciones.

Bank constituye así un ejemplo interesante de la forma en que las plataformas de crowdfunding pueden facilitar la financiación de proyectos artísticos vinculados a las artes plásticas. Es habitual que un artista recurra a ayudas de conocidos, familiares o coleccionistas que siguen su obra, pero no tanto que reciba aportaciones anónimas, algo que posibilita este canal de difusión. Abelló ha establecido la habitual serie de recompensas, ofreciendo reproducciones de la obra y dibujos originales, lo cual supone un importante incentivo para los “mecenas” y contribuye a dar a conocer su trabajo.

El artista explica algunas claves de su proyecto en la siguiente entrevista, mantenida hace unos días:

¿Te planteaste este proyecto directamente como una iniciativa de crowdfunding o bien esta opción surgió más tarde, como una solución para su financiación?
El proyecto ya estaba planteado y estaba trabajando en él, pero creí oportuno, por el tema que trataba, abrirlo al público para que pudiese participar en el proceso creativo e implicarse.

¿Por qué has escogido Verkami como plataforma para tu proyecto? ¿Cómo lo has dado a conocer?
Escogí Verkami porque me gustaba como plataforma y también era la que conocía. El proyecto lo he dado a conocer con todo lo que tenía a mi alcance: Facebook, Twitter, emails, comunicado de prensa… en el momento en que conseguí la financiación bajé el ritmo de difusión. Aún así, el proyecto ha despertado bastante interés en los medios y me ha sorprendido encontrarme con gente que quiere hablar del proyecto… hay cierta expectativa.

¿Cómo has adaptado el proyecto para la plataforma de crowdfunding? ¿De qué manera has escogido las recompensas?
Básicamente, he redactado un texto sencillo que pudiera entender todo el mundo y he ido publicando en el blog del proyecto todas las novedades que han ido pasando en este tiempo. Las recompensas son dibujos. Es una forma de agradecimiento. Todo el mundo podrá descargarse el app de móvil y ver la exposición. Más adelante estará todo colgado en mi sitio web.

¿Qué respuesta has recibido por parte de los “mecenas”? ¿Cuáles crees que han sido sus motivaciones?
Supongo que muchos me conocen y han creído oportuno ayudar. La verdad es que les agradezco mucho el esfuerzo.

¿Crees que el crowdfunding puede ser un modelo viable para la producción de proyectos artísticos? ¿O sólo de manera puntual? Dado que debes producir más obra para recompensar a quienes hacen aportaciones, ¿consideras que es un sistema rentable?
En mi caso, este modelo me sirve de manera puntual. Porque el proyecto debía hacerse entre todos. Soy consciente de que el próximo lo debo financiar yo, como siempre hago. Producir obra cuesta, pero dibujar para mí es una pasión.

En este proyecto incorporas un video geolocalitzado que se puede ver con un smartphone. ¿Qué papel tiene este tipo de tecnologías en tu trabajo? ¿Las consideras una herramienta o piensas integrarlas como una parte principal de tu obra?
Mi sitio web es mi lugar de exposición principal. Usar el móvil viene determinado porque quería exponer en el interior de los bancos, y de este modo lo podré hacer. Me hacía gracia que los banqueros no lo pudieran evitar y que siempre tuvieran ahí a los buitres de Nonasp haciendo trizas sus retratos. Y con la tecnología es posible. También se podrá ver en la documenta 13 de Kassel. Sin tener que hacer ningún esfuerzo y sin moverme de casa mi participación en la documenta es real… me gusta esta idea. No descarto, como siempre he hecho, exponer donde quiera y cuando me sea necesario para avanzar… siempre que tenga relación con la idea que me propongo comunicar.

 

Anuncios